TOP 10

Adrián Madrid

Top 10 del 2019 para el fotógrafo Adrián Madrid:

 

1. El piloto.

Las veces que lo he oído en la tele, o leído en el periódico. Fernando Alonso. Hungría, Brasil, Mónaco. Le Mans. Para mí fue un privilegio poder trabajar con él.

 

2. La boda.

De normal, si vas a Sevilla a una boda, no lo sueles contar. Pero si es la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio, y si vas de fotógrafo, pues no está mal, aunque no pueda contarlo. Gracias Pilar, y gracias por tanto, Raquel.

 

3. El curso.

La primera vez en mi vida que estudio algo relacionado con fotografía. Bueno, era iluminación cinematográfica, pero me enseñó mucho. Mucho más de lo que creía; me he ido dando cuenta según han ido pasando los meses.

 

4. El viaje.

La familia, los primos, juntos por Croacia. Por primera vez, todos a la vez. 8 días, 3000 km, 100 momentos y un Mercedes roto. Lo más grande (quizás lo del coche no).

 

5. El cambio.

Las cosas cambian todo el rato, te gusten o no te gusten. Y me di cuenta que es mejor aprender de esos cambios y seguir adelante, y crecer como profesional. En verano me tomé unos días para reflexionar sobre lo que quería hacer y cómo lo quería hacer. Ha sido el año en que he empezado a creer que de verdad podía ser fotógrafo. Yo me entiendo, a veces.

 

6. El videoclip.

Estar al otro lado de la cámara. Se pasa un poco de vergüenza durante un día, pero es un recuerdo para siempre. Gracias Adri, gracias Nunatak.

 

7. La manager.

Hablo casi todo el rato de trabajo, pero es que me hace feliz. Najwa, los Carolina, Neo2… y lo que queda. Gracias por creer en mí, gracias por este 2019, África. PD: el sombrero no es mío.

 

8. El Mediterráneo.

Mi proyecto más bonito hasta la fecha, Mission Blue, una acción de Kimoa que destina todo lo recaudado a salvar la Posidonia en el Mediterráneo. Entrevistas, vídeos, fotos. Y yo, que nací en el Mediterráneo… no pude no colaborar.

 

9. La editorial.

Mi primera editorial en papel, que va a salir a principios del año que viene en Neo2. Hala, ya lo he dicho.

 

10. La cámara.

Para mí, algo importante este año ha sido recuperar la cámara con la que mi madre nos hacía fotos a mi hermano y a mí. Creo que ha sido un punto y a parte. La he empezado a usar en campañas y, desde luego, me flipa el resultado.