Arnette: pasado, presente y futuro

Publicado por el 10/06/2015 en Artículos

El decidido skater consigue deslizarse con su tabla mientras todos los presentes abren sus bocas ante el nollie que acaban de presenciar. De la misma forma que el reentry que acaba de terminar el joven surfista eleva las manos de todos los que observan eufóricos desde la orilla de la playa. Si miramos a nuestro alrededor, el mundo de los deportes de acción está repleto de chicos que se mueven al son de la adrenalina, mientras utilizan marcas y referencias que definen nuestra cultura moderna. Y es en esta corriente colectiva donde ya hace más de veinte años que apareció Arnette con sus gafas para ayudar a crear toda esta escena.

a2

Su padre, Greg Arnette, pedaleaba su bicicleta cerca de la playa californiana mientras le daba vueltas a un producto que empezaba a tomar forma en su cabeza. Un producto que protegiese a surfistas y skaters del brillante sol de la zona, pero que además ofreciese una alternativa estética a las gafas que ya cumplían con esta promesa. Hasta que después de varias pruebas, Arnette vino al mundo en un garaje situado en la California del 92, justo cuando el escenario de los deportes extremos abría su telón. La línea de gafas de sol que salió de aquel garaje tenía como principal misión proteger los ojos de tanta exposición a los rayos ultra violeta, pero además de eso, las gafas ofrecían un look bastante cool, por lo que su éxito estaba más que garantizado. Nacía así una nueva marca y un nuevo estilo.

Poco a poco, Arnette empezó a apoyar a los jóvenes que configuraban su lifestyle al ritmo de sus ruedas, aumentando la popularidad de ésta en el surf y el skate mediante modelos plagados de color y cristales polarizados. Así, la contracultura emergente y Arnette se deslizaban por las costas y skateparks californianos desarrollando todo un estilo de vida irreverente y auténtico. Y modelos ahora icónicos, como las Black Dog, las Hot Cakes o las Raven ayudaron bastante en este ascenso.

a4

La marca continúa su prospero viaje con un incesante crecimiento de 1995 a 1998 como parte también de la cultura pop, donde sus gafas protegen igualmente a los nuevos héroes de los deportes de acción y a celebridades. Configurando de esta forma toda una familia de deportistas alrededor de ella, coronada con el lanzamiento de My Way, una de las primeras películas con las habilidades y diferentes personalidades de todos ellos como protagonistas.

a5

Es a partir de este momento cuando las gafas Arnette se convierten ya en una de las marcas más influyentes y prestigiosas de su categoría, alcanzando el estatus de icono en muchos países, incluido España. Sin olvidarse en ningún momento de sus orígenes, como demuestra su presencia en el emergente mundo del surf juvenil a través del campeonato Arnette Pro Junior celebrado en Newport Beach, California.

a6

En nuestro país, el team de Arnette goza ahora de un grupo consolidado de skaters, surfers y riders (BMX) con unas ganas inacabables de victoria, como el joven Danny León. Y su actividad se ha expandido, como ya lo hizo en su momento toda la escena emergente, abarcando también a un ecléctico grupo de personalidades de la música y la comunidad artística alrededor del mundo. La marca se originó en el mundo urbano, y en él permanece. Ejerciendo de embajadora en eventos musicales, como las Arnette Sessions o las Rock Nights. Y afianzando en cada edición el evento deportivo más importante de Arnette en nuestro país, el Arnette O’Marisquiño, celebrado a principios de agosto en Vigo y reuniendo a lo más destacado de los deportes extremos junto a una serie de conciertos.

¿Pero qué hay de las gafas? Además de los nuevos modelos que han ido y van incorporándose a toda la línea (Witch Doctor, Dropout, Fire Drill…), junto con los ya míticos, Arnette ha ido desarrollando una serie de atributos exclusivos que acrecentan aún más si cabe su reputación. Como el sistema A.C.E.S. (Arnette Creative Exchange System), que permite personalizar las gafas con varillas extras, o The D.O.T., el cual distribuye la presión que pueden ejercer las gafas al apoyarse sobre la cara, aumentando su comodidad.

a7

Presente y futuro van encaminados a permanecer en la cresta de la ola, mientras se crean y adaptan nuevas tendencias del sector. Como el refuerzo que supone para la marca cooperar con artistas o protagonistas de toda esta escena a través de las colaboraciones. El magazine Thrasher, los emergentes Bad Brains o los más legendarios Public Enemy y Slayer ya forman parte del catálogo de la marca.

a8

Mientras en el horizonte se vislumbran nuevos destinos, sin olvidar nunca las señas de identidad que un verano, hace más de veinte años, aparecieron en la soleada costa oeste de norteamérica.

a9

Sé el primero en comentar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Yo no busco, yo encuentro"

Pablo Picasso