Conversaciones: Flaca Dj

Publicado por el 05/12/2018

 

 

Flaca Bang Bang se llama Sofía Conti. Tiene 22 años —cumple 23 en breves— y viene de Entre Ríos, Argentina. Es parte de CHICA, el colectivo de (sí) chicas que está rompiendo la noche de Madrid organizando fiestas que celebran y promueven espacios seguros para mujeres. Su especialidad es el reggaetón, aunque la argentina confiesa debilidad por el funk carioca, y en sus sets nunca falta cumbia.

Laura Vifer es una fotógrafa y directora de Barcelona que también tiene 22 años. Conoció a Flaca a través CHICA porque hizo el video de promoción y los visuales de la segunda fiesta. Laura le ha tirado unos carretes a Flaca en su estudio para mostrar cómo es de cerca y nosotros le hemos podido hacer unas preguntas sobre arte, género y música. La dj está conquistando el panorama nacional con el reggaetón que pincha, desmitificando que esté hecho para hombres y demostrando que puede darnos diversidad y fuerza a todos. La fotógrafa aporta a la escena una voz propia, natural, naif y llena de referencias mediante sus cortometrajes, fashion films, videoclips y documentales. Las dos tienen una simbiosis muy guay. Echadle un ojo al resultado:

 

Antes de nada: ¿Qué estás escuchando ahora mismo?

Ahora mismo estoy escuchando en loop lo nuevo de La Zowi. Y como siempre a lxs niñxs del Soundcloud Merca BaeFlorentinoTormenta… <3

 

Ivy Queen fue muy valiente cantando “Yo quiero bailar”en 2002. Tú y tu colectivo lucháis dentro de dos sectores predominantemente masculinos: el de la música y el de la fiesta. ¿Qué crees que puede hacer el reggaetón por la auto-afirmación y el empoderamiento femenino?

Yo creo que el potencial del reggaetón va más allá del empoderamiento femenino. Este año nos hemos conocido a través de este género musical diferentes minorías: las mujeres, la comunidad LGTBIQ+, las personas racializadas… El reggaetón ha sido un género históricamente despreciado por ser de poca calidad, pero cualquiera que sepa un poco de música entiende que lo que se critica al reggaetón, en realidad, se le puede criticar al resto de géneros mainstream. La excusa de la poca calidad esconde un racismo y un clasismo apestosos. Esta “salida del armario” del reggaetón ayuda a romper las barreras racistas y clasistas, así como los estereotipos ligados a la sexualidad de las mujeres.

 

 

Vuestra fiesta va de liberación: género, procedencia, orientación sexual… ¿Sientes que formas parte de una generación que está cambiando las cosas?

Entiendo que los cambios se llevan a cabo gracias al trabajo de muchas generaciones; sin el esfuerzo de lxs activistxs o de las pequeñas decisiones de generaciones anteriores no estaríamos donde estamos ahora. Pero sí que creo que estamos viviendo un momento excepcional de cambio social muy grande ligado a Internet. Hace cinco años nadie sabía lo que eran los micromachismos, ni la apropiación cultural: estos conocimientos se quedaban en las personas cercanas a la causa. Ahora tienes hilos de Twitter que los explican con todo lujo de detalle, y las plataformas sociales también te pueden acompañar en tu despertar de conciencia si no tienes nadie alrededor. Nuestra generación ha hecho un gran trabajo creando redes de apoyo y tomando el conocimiento a su disposición.

 

“Internet me ha dado referentes: cuando estaba empezando y no estaba segura, de repente me encontré con lo que hacía Rosa Pistola y fue como “wow, ok, ya sé lo que quiero hacer.”

 

¿Qué reggaetoneras (de antes y de ahora) te inspiran? ¿Con qué mujeres te gustaría trabajar en el futuro?

Ivy Queen, Milka la más dura, Lorna, Becky G, Karol G, Cazzu, Meliii… Me encantaría trabajar con Riobamba y con alguien de fuera del reggaetón, pero no sé con quién aún.

 

 

Estás en España: eres joven, eres latina y eres mujer. ¿Cómo influyen esas tres cosas en tu proyecto? ¿Y en tu vida personal?

Más que influir son mi vida (risas). En lo personal me rodeo de gente que piensa como yo o que al menos está dispuesta a escuchar.

En mi proyecto, ha influido a niveles estratosféricos. Cuando empecé a pinchar, lo hacía por diversión —y lo sigo haciendo, que conste—, pero de repente ser una mujer joven y latina que estaba pinchando un género mal visto se convirtió en algo que me obligó a tener que dar un montón de explicaciones (que me acaban cansando, a veces). Pero siento que es una oportunidad de la hostia para que la gente se acerque a otras realidades y, sobretodo, para que dejen de ser racistas, clasistas e ignorantes.

Así que es más lo que gano que lo que pierdo (risas).

 

“Siento que estamos abriéndonos a escuchar otros sonidos e incluso otros acentos dentro del mismo género. En el rap solo se escuchaba a españoles del centro para arriba, y en el reggaetón, solo a puertorriqueños. Todo esto está mutando, los sonidos son mucho más cambiantes y eso me flipa.”

 

En octubre volviste a casa. Representas a las latinas de este lado del océano: ¿cómo se siente volver a Argentina a pinchar?

UN SUEÑO. Es de donde sale mi mayor inspiración musical. Fue muy bonito bailar en casa con los de casa.

 

 

Aunque también eres ya un poco de aquí. Conexiones de un continente a otra como la de Cazzu y Dellafuente abren un camino que promete cosas buenas. ¿Sientes que los estigmas están desapareciendo?

Sí, siento que estamos abriéndonos a escuchar otros sonidos e incluso otros acentos dentro del mismo género. En el rap solo se escuchaba a españoles del centro para arriba, y en el reggaetón, solo a puertorriqueños. Todo esto está mutando, los sonidos son mucho más cambiantes y eso me flipa.

 

En tu música el reggaetón clásico se da la mano con lo digital. “La vieja escuela conociendo a los niños del Soundcloud”. Como latina que ha tenido que crecer lejos de su tierra, ¿cómo de importante ha sido internet para ti?

Internet me ha dado la puta vida (risas).

Sobre todo, me ha dado referentes: cuando estaba empezando y no estaba segura, de repente me encontré con lo que hacía Rosa Pistola y fue como “wow, ok, ya sé lo que quiero hacer”. Ver a latinos que van por el mundo orgullosos de lo que son ha sido fundamental para construirme, gente como Rosa, Dinamarca, Nina, Riobamba…

 

 

Que una figura tan fundamental para el feminismo joven como Princess Nokia esté perreando en Chica da cuenta de la unidad y la fuerza que tienen las mujeres internacionalmente ahora mismo. Eso me hace pensar en la mujer de 2018, Cardi B. ¿Qué crees que tenemos que aprender de una stripper dominicana del Bronx que fue víctima de violencia de género y que, con todo, ha llegado a ser la primera mujer número uno en Billboard en 20 años?

Lo que más me flipa de Cardi es su seguridad, eso es lo que le ha hecho llegar hasta donde está. Ella tenía muy claro lo que quería hacer, que podía hacerlo y lo hizo. So girls, no necesitamos a nadie pa’ llegar a ningún lado que no seamos nosotras mismas. <3

 

“Ser una mujer joven y latina que estaba pinchando un género mal visto se convirtió en algo que me obligó a tener que dar un montón de explicaciones. Pero siento que es una oportunidad de la hostia para que la gente se acerque a otras realidades y, sobre todo, para que dejen de ser racistas, clasistas e ignorantes.”

 

Por último, ¿en qué estás trabajando ahora mismo? ¿producción? ¿futuro? ¿planes?

Lo de pinchar ya se me está quedando corto, así que ahora mismo estoy trabajando con productores para sacar algo de música pronto…

Por lo demás, pincho el cinco de diciembre en CHICA con las Bossy LDN, Alvva, Rocío y Albal. Va a ser la fiesta del año, PORQUE ES MI CUMPLE: el día más importante de España y del mundo entero (risas).

 

¡Muchas gracias! ¡Liadla mucho por tu cumple!

 

Fotografía: Laura Vifer

Sé el primero en comentar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra mailing list

"La comprensión es una calle de doble sentido"

Eleanor Roosevelt

Suscríbete a nuestra mailing list

"Yo no busco, yo encuentro"

Pablo Picasso