¿Es la Louis Vuitton X Supreme la colaboración con más hype de la historia?

Publicado por el 23/01/2017 en Artículos

lvxsupreme 7

No es, ni mucho menos, la primera vez que la marca del monograma coquetea con el streetwear. Tenemos, como ejemplo, el paso de Kanye West por la firma. Sin irse muy lejos, los trabajos con Fragment Design. Y, sin salirnos de Lafayette Street, la colección bootleg que Supreme lanzó en su momento y que le sirvió para ganarse un cease and desist. Pero sí que podemos decir, sin ánimo a sonrojarnos, que es la mayor colaboración parida en el universo callejero. Y, posiblemente, uno de los hitos de la moda urbana en su histórico. Aunque ¿qué apoya esta afirmación, que solo el tiempo negará o ratificará?

Para comenzar, el contexto. No es la primera vez que una marca urbana toma un desfile de moda convencional y lo hace suyo. De hecho, ahí tenemos casos como el de Sean Combs aka Puff Daddy y todo lo que ha logrado desde Sean John, por poner un ejemplo. O casos mucho más recientes (nuevamente Yeezy, Pharrell, Rihanna, Rita Ora…). Pero este caso es diametralmente diferente. No se trata de un outsider haciendo suyo el establishment. Ni un cantante o personalidad tirando de su calidad de influencer disfrazado de director creativo.

lvxsupreme 3

En este caso, hablamos de una marca de la calle (tanto que nació de una tienda de skate) que llega a París y lo hace de tú a tú. Desfilando ante un front row que tenía nombres como Kate Moss o David Beckham. Y si tenemos que escalonar la magnitud de este trabajo en función de la repercusión, pocas veces -o ninguna- una marca urban había logrado acaparar, por ejemplo, teletipos de una agencia de noticias generalista como es la española EFE. En estos momentos, tu padre podría estar leyendo sobre la bandana LV X Supreme en su periódico favorito.

Piezas como la bufanda, la beisbolera o el maletín para transportar la tabla son pura esencia Vuitton. Pero si vemos las piezas de marroquinería, con ese logo de Supreme en letras casi gigantes, es todavía más significativa la magnitud de esta noticia al tener en cuenta la forma en que la marca neoyorquina se hace con los elementos icónicos de su compañera.

Pensemos en quienes lo han llevado a cabo. Sin Kim Jones, director de estilo para la división de moda masculina RWT de la marca parisina, no habría sido posible. Tampoco sin el celo creativo y de resguardo de su identidad que ha aplicado James Jebbia a lo largo de todos estos años. Son estas dos cabezas pensantes las que han decidido que esta colaboración fuese realidad.

louis vuitton fw17 supreme nyc 42

Y esta colaboración trae, además, nuevos paradigmas. Uno muy importante en lo relativo al cambio en el modelo de negocio de Supreme. Los precios de las piezas que conforman esta colección ya se han filtrado y, como se había rumoreado en un primer momento, están posicionados en el universo Vuitton y no en el de Supreme, superando por mucho a las horquillas que encontramos en el mundillo street. Además, los puntos de venta ya no serán las tiendas de Supreme y online, si no que será un lanzamiento escalonado en micro-drops que irán apareciendo de forma puntual en puntos seleccionados a nivel global.

Como dijo el propio Jebbia: “What Supreme does isn’t streetwear. It’s American sportswear and was for skaters originally. It’s just menswear, in the sense that it’s what men want to wear”. Posiblemente esta no sea una colección que el hombre (en el sentido general de la palabra) acabe vistiendo, simplemente por una pura cuestión adquisitiva. Pero es, sin duda, el paso más importante para que una marca de streetwear se acabe haciendo universal.

lvxsupreme 9

Sé el primero en comentar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Yo no busco, yo encuentro"

Pablo Picasso