Favorito de la semana: Leandra Medine, Seaking love: finding overalls

Publicado por el 21/12/2018

La primera foto que vi de Leandra era de un post en su blog Man Repeller. Una foto con la luz típica de otoño en Nueva York que sale en las películas: llevaba un abrigo sencillo, unos tacones, una blusa muy simple y unas bragas blancas de algodón. Salía sonriente, posando como si nada, muy natural.

Fue un flechazo, en ese momento no había Instagram, solo un par de blogs y el de ella era el más diferente de todos. Poco a poco se fue convirtiendo en mi referente, las combinaciones locas de ropa, los accesorios sin sentido, su humor y que, a la vez, todo en ella encajase. (Creo) que las dos nos parecemos mucho: un poco atípicas, un poco repeller, nuestros cumpleaños casi coinciden y tenemos las mismas iniciales.

Aunque es un libro que se publicó hace un par de años, tenía muchas ganas de leer su autobiografía y, en una de sus vueltas de NY, mi amiga Irene me dejó su copia. Me encanta intercambiar libros con otras personas. Para mí los libros son muy importantes, es como si al dejarlos, dejase momentaneamente una parte de mí con ellos.

Lo acabé en dos viajes en tren. Tiene un ritmo en el que parece que es ella la que te cuenta las cosas mientras estás tomando algo. Me encantó conocer cómo era de pequeña, su crecimiento, como creó Man Repeller y cómo lo convirtió en lo que es ahora. Cómo de pequeña lloraba por tener unas botas con plataforma (yo lloré meses por unas Buffalo cuando tenía 9 años y nunca las tuve) para después no saber ni andar con ellas, cómo usó un clutch vintage de Hermés como bolsa de emergencia cuando se emborrachó con vino barato en París y un montón de situaciones surrealistas en las que yo hubiese actuado igual.

Lo más importante que cuenta Leandra en su libro es cómo, siendo peculiar y manteniéndose fiel a ella misma y a sus gustos estrafalarios, se puede conseguir lo que una quiera y además ser feliz en el intento.

El libro lo puedes encontrar en Amazon y recomiendo leerlo en inglés, para no perder detalle de las expresiones, de las comparaciones y de la esencia de Leandra.

 

Sé el primero en comentar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra mailing list

"La comprensión es una calle de doble sentido"

Eleanor Roosevelt

Suscríbete a nuestra mailing list