Hablemos de las Curry

Publicado por el 17/05/2018 en Crónicas

El pasado jueves, algunas tiendas de Madrid se teñían de un color especial. Una especie de camel inclasificable que, sin duda, se define a la perfección tirando de una especia. Sí. Hablamos de las Nike Air Max Curry. Con motivo de su lanzamiento (nuevamente), tuvo lugar una acción especial en la capital.

Bajo el lema #CurryTalk, Foot District, Nigra Mercato y NOIRFONCE organizaron un encuentro alrededor de una selección de platos asiáticos con dos elementos en común: el amor al sabor
picante pero, por encima de todo, la pasión por la Air Max en cualquiera de sus variantes y, más en concreto, este release.

El objetivo era compartir impresiones acerca de este colorway que vio la luz por primera vez en 2003 bajo la forma de general release (aunque muchos se empeñen en bautizarlas como atmos), y que en la actualidad se mueve en una especie de zona gris: codiciada por muchos, no está a la altura de lo que ahora se da en llamar ‘grial’.

La noche iba a versar sobre la zapatilla, aunque finalmente, como suele suceder, la cosa se complicó. Lo cual no evita que podamos compartir algunas reflexiones propias sobre esta Air Max
1 Curry.


Air Max 1 Curry: ¿hype o mito?

Las Curry es un general release que salió en 2003, lo que viene siendo en medio de la década de los colorways y colabos históricas de esta silueta. Independientemente del hype, es un zapatillón porque a través de una combinación de colores y materiales muy ponibles, tiene un estilo único y es tremendamente llamativa. Se trata de un modelo SMU y no de una colaboración.

Y es que este modelo ha sido una zapatilla que ha ido ganando fama con los años y que ahora, con este retro, se ha aupado a la consideración de mito. Pero más por el empeño de algunos en exagerar hype que por lo deseada que haya sido. Tendencia que ha ido in crescendo ya que en el momento de ver la luz no se vivieron locuras como las que se puedan ver ahora. Sin duda, el hecho de tener el apellido atmos colgando ha ayudado a que el ruido alrededor de la Curry sea mayor. Sabida es el ansia que tienen algunos en echarle el lazo a todo lo que venga de Japón, aunque en realidad no sea así.

De hecho, si analizamos algunos de los modelos «míticos» que se pusieron a la venta en 2003 y 2004, la tendencia es tremendamente significativa. Hablamos de años dorados de Nike SB y colaboraciones como las Heineken, las Jedi, las Cali o las Supreme. De hecho, también de 2003 son las Viotech, que se mueven en el mercado de reventa por encima de los mil dólares, y sirven como termómetro para ver donde se situaban antes las Curry (por debajo de este modelo).

Y es que fue a partir de 2002 y 2003 cuando se empezó a desarrollar el halo de deseo por las Air Max, que alcanzó a final de esa década su cenit con pares como las Clorofila o las Cherrywoods. Por el camino pudimos ver Air Max que, bien por ser pares ultralimitados, friends and family o firmadas por nombres destacados, sí que gozan de un súper estatus en la serie Air Max 1: las HUF, Amsterdam, Eminem ‘Big Proof’, las Kid Robot, las Albert Heijn…La lista es inmensa.

Sin duda, las Air Max 1 Curry se han visto beneficiadas por estos diferentes griales de Air Max 1, que han servido para aumentar el deseo por esta silueta a lo largo de los años. Beneficios colaterales. También de no haber sido re-editadas en quince largos años. Por otra parte, han salido perjudicadas viendo la luz junto a más colorways, así como dos variaciones también bautizadas como Curry. Y en una época del año en que todas las marcas están haciendo esfuerzos presentando sus novedades para el futuro y poniendo en el mercado toda su artillería. Todo ello ha dado lugar a que quizás no haya satisfecho las expectativas de muchos que ven en no hacer sold out instantáneo un fracaso. Nada más lejos de la realidad. Un pepinazo de versión de la Air Max 1 ha vuelto a estar a la venta. Eso sólo ya es un éxito y motivo de celebración.

Fotografía: Juanma Jmse para 25 Gramos
Sé el primero en comentar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Yo no busco, yo encuentro"

Pablo Picasso