Head of Lion: la adolescencia skate de Italia fotografiada por Claudio Majorana

Publicado por el 17/12/2018 en Arte

 

«Solo arrójate hacia adelante para evitar las rocas que sobresalen. Pero no demasiado o podrías terminar contra las rocas al otro lado del acantilado. A veces, durante la marea baja, pasa que se toca el fondo con los pies. Pero no te puede pasar nada, confía en mí.»

 

Sicilia. Head of Lion, a testa ro Liuni (la cabeza del león), son unas rocas lávicas de la costa de Catania. En este rincón del mundo, un ritual se convierte en una metáfora de transición hacia la madurez. Tirarse de las rocas es, para los niños del lugar, una prueba que hay que superar para llegar a ser libre, para sentirse vivo. O, dicho de otra forma, para convertirse en adulto. Porque solamente el miedo impide crecer.

A partir de ahí, el fotógrafo italiano Claudio Majorana concibe su último proyecto, titulado Head of Lion. Una progresión fotográfica que retrata, mediante imágenes vivas y reales, la historia de Giancarlo, Ciccio, Mario, Gabriele, Lemuel, Peppe, Giosuè, Samuel y Shanti. Nueve jóvenes skateboarders de Misterbianco, localidad en los suburbios de Catania.

Enfrentándose con diferentes contextos y lugares, entre estas rocas, viviendas públicas y edificios abandonados, Claudio se hace así testigo de los primeros amores de este grupo, hablando de la energía que ellos desprenden, de su afición hacia el skateboarding y de sus días de verano a través de fotografías tiernas y fuertes a la vez. Y tan puras y genuinas como solamente la adolescencia puede ser.

Nuevamente fotografía analógica y películas en blanco y negro se confirman como una constante en el trabajo de Majorana, mientras que su interés hacia los adolescentes se desarrolla a partir de una perspectiva no exclusivamente artística, sino también científica. Con una tesis en Medicina y Cirugía sobre el desarrollo del sistema nervioso durante su juventud, a partir del 2011 comenzó a documentar la vida de los adolescentes en los suburbios italianos, queriendo estudiar sus aspectos sociales contemporáneos y científicos.

Hijo de un médico y una pintora, Claudio Majorana nació en Sicilia en 1986 y creció entre el cuarto oscuro radiológico de su padre y el taller de su madre. Influenciado así por ciencia y arte, se acercó a la fotografía durante sus años de escuela secundaria, fotografiando a sus amigos patinadores.

Hace muy poco, Head of Lion salió finalmente a la luz como una publicación editada por Cesura, disponible sobre tres portadas diferentes.

Sé el primero en comentar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Yo no busco, yo encuentro"

Pablo Picasso