TOP 10

Héctor Bellerín

Top 10 del 2019 para Héctor Bellerín:

 

1. Familia.

Para mí, la familia siempre ha sido lo primero, y lo ha seguido siendo este año, mi apoyo constante esté donde esté. Aquí está mi abuelo, que solo lleva ropa que tenga o un cocodrilo o un caballo.

 

2. Lesión y consecuente rehabilitación.

Photo credit: BNGD

Algo negativo como una lesión me ha hecho crecer de manera inesperada. Casi más de 10 meses de rehabilitación me han dado la oportunidad de retomar hobbies, estudiar y utilizar el arte para sentirme realizado.

 

3. 424 x Arsenal.

Photo credit: BNGD
Photo credit: GAFFER Magazine

Utilizando el tiempo fuera del campo, tuve la oportunidad de colaborar con Guillermo Andrade, de 424, para hacer la vestimenta formal del club para los siguientes dos años. El formar parte del proceso creativo con Guillermo fue una experiencia única, y el resultado más aún.

 

4. Enamorarme de la fotografía.

Al estar tanto tiempo sin poder jugar fui en busca de cosas que hacer en mi tiempo libre que no requirieran ejercicio físico. Me topé con esta Yashica T4 en una tienda de anticuarios, y desde entonces ha sido mi mejor amiga. Me la llevo a todos lados. El fotografiar en analógico me ha hecho apreciar más cosas como un paseo por mi barrio y, el saber que solo tengo 36 oportunidades de sacar una foto, a valorar más lo que tengo.

 

5. Caminar para Louis Vuitton.

Nunca me planteé el tener la oportunidad de caminar en una pasarela y, de repente, va Virgil y te lo plantea. Pues tuve que hacerlo. Fue un momento bonito para mí, sobre todo en un tiempo en que el trabajo de rehabilitación fue bastante duro.

 

6. Cortarme el pelo.

Photo credit: BNGD

Después de más de 3 años con el pelo largo, el cortármelo fue algo difícil, pero no me arrepiento.

 

7. Primavera Sound.

Es el momento del año que puedo soltarme un poco la peluca. Ya llevo un par de años yendo, y no tengo intención de parar. Solange y Tame Impala fueron de lo mejor que he visto.

 

8. Hornbaek.

Un pueblecito a una media hora al norte de Copenhague. Uno de los mejores descubrimientos de este 2019. Un pueblecito rústico con playa en el que pude disfrutar de una paz y tranquilidad que hacía tiempo que no sentía.

 

9. Olivas.

En mis 24 años de vida creo que habré probado las olivas unas 15 veces y siempre las odié. Hasta este año, que no es que me gusten, ahora me encantan. Se merecen estar en el top 10.

 

10. Islandia.

Pasé un fin de semana largo de noviembre en Islandia, y no sabéis las ganas que tengo de volver. No pude ver las auroras boreales, así que tengo la excusa perfecta.