Loom Festival: sinestesia y performance

Publicado por el 24/05/2019 en ArteCrónicas

 

La sinestesia es un fenómeno mental. Algunas personas tienen los sentidos interconectados y perciben unos colores determinados cuando oyen ciertos sonidos. A Kanye le pasa con las notas musicales. A Kendrick, a Lorde, a Dev Hynes… también. Además, la sinestesia es una figura retórica: la unión de dos sensaciones procedentes de dominios diferentes, como verde chillón o risa blanca. Los poetas llevan diciendo cosas así desde antes de Cristo.

 

 

El pasado 4 de mayo estuvimos en el corazón del Poble Nou para asistir a la segunda edición del Loom Festival. La fábrica modernista Utopia126 fue el espacio escogido para celebrar uno de los eventos más interesantes de lo que llevamos de año, un festival que tomó la sinestesia como punto de referencia para transportar al espectador a un universo de percepciones interconectadas a través de instalaciones multisensoriales, música y performance.

El Loom aspira a dejar obsoleta la fórmula tradicional de los festivales según la cual el artista está enfrentado al público y separado de él mediante una valla de seguridad. Por eso la noche fue una especie de inmersión constante en la que el espectador pasaba a ser obra interactuando con el espacio artístico y haciéndose así parte de la performance. La escultura de Cristian Rizzuti es un buen ejemplo: su distribución obligaba a participar de su interacción tecnológica.

Y es que el Loom Festival fue, sobre todo, un recorrido. Un recorrido en el que el arte corporal de Candela Capitán—que se metió en un ataúd transparente lleno de insectos durante tres horas —conversaba con el Trance Jungle Blues de Ego Sex y con las esculturas hechas a partir de basura de Maria Pratts. Un recorrido en el que la armadura de Brooke Candy aparecía en los visuales de Andrei Warreny encajaba con los sonidos espaciales de Halley o con la deconstrucción de la música club de Ikram Bouloum.

Un recorrido en el que había pocas constantes, más allá de la calidad de unos artistas jóvenes que, mediante sus obras, buscan sentido en la era digital.

 

Texto y fotografía: Santi Otálora

Sé el primero en comentar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Yo no busco, yo encuentro"

Pablo Picasso