Top 10 2018 – Kike Marina (sz9)

Publicado por el 22/12/2018 en Top

Top 10 del 2018 para Kike Marina, también conocido como sz9:

 

1. Muerte de Sandy Bodecker.

En 1979 un joven esquiador llamado Sandy Bodecker descubrió Nike en los pies de algunos corredores con los que entrenaba. Comenzó a probar zapatillas y más tarde a colaborar en el diseño. En los noventa fue el encargado de introducir a Nike en el fútbol y más tarde fue el encargado de lanzar Nike SB, desde donde popularizó el sistema de lanzamientos limitados que hoy conocemos. De ahí a la etapa dorada de NSW y finalmente Breaking2. Revoluciones en fútbol, skate, sportswear y running con estrategias completamente distintas y adaptadas a cada entorno. La muerte de Bodecker nos deja sin uno de los pioneros de Nike.

 

2. Libros oficiales.

Sospechábamos que las redes sociales estaban repletas de recomendaciones demasiado interesadas. Hasta ahora la letra impresa parecía quedar al margen, tanto por su lentitud como por el poco alcance. En 2018 hemos recibido libros de Highsnobiety, Sneakerfreaker, Stan Smith, Nike SB Dunk (que incluía un fake). Todos oficiales. Las marcas parecen haberse pasado a los libros para tomar el control de la información. Yo cuento la historia y yo te vendo las zapatillas.

 

3. Nike x Kaepernick.

Ha estado a punto de quedarse fuera de la lista por obvio. La campaña del año ha sido la de Nike y Kaepernick. Al más puro estilo de Nike, jugando con el riesgo, obligando a posicionarse. Algunos quemaban sus zapatillas mientras otros mostraban swooshes como símbolo político. Para algunos la campaña era el fruto de sesudas investigaciones que relacionaban el consumidor tipo de Nike. Para otros era la vuelta a una época en la que Nike se mojaba en cada campaña. Para todos, un éxito. También para Nike, que aumentó sus ventas un 30% durante la campaña.

 

 

4. El mundial.

Desde 1994 podemos relacionar cada Mundial de fútbol con alguna gran campaña publicitaria. El muro, Aeropuerto, The Cage, Joga Bonito, Write The Future en Nike o +10, Footballitis de adidas se alineaban con lanzamientos de botas como Nike Tiempo, Mercurial, Magista o la saga Predator de adidas. La Copa del Mundo de 2018 será recordada por no tener grandes anuncios ni botas que recordar. La única bota presentada mundialmente, Nike PhantomVSN, llegó tres días después de la final de la Copa del Mundo.

 

5. Zapatillas de padres que no son tu padre.

Sin duda, el fenómeno zapatillero de la temporada ha sido la Dad Shoe. Moda que viene y va, pero ahora está. La zapatilla que ha funcionado como imagen perfecta de las Dad Shoes es la Nike Monarch, una zapatilla de horma ancha y una estética perfecta para los que no se preocupan por la perfección estética. Era la zapatilla de los padres, pero de los padres estadounidenses. En Europa era una zapatilla desconocida. Pero las historias se cuentan en Estados Unidos así que en 2018 todo el mundo dice tener un padre con Nike Monarch. Pero si lleva unas Monarch, posiblemente no sea tu padre.

 

6. Annus Horribilis de Kanye.

Mientras en el aspecto musical parece mantener su brillo, Kanye se empeña en esconder sus logros bajo capas de barro. Este año parecía ser el momento en el que realmente sus Yeezys estarían disponibles para todo el mundo y ha seguido los patrones habituales de este tipo de lanzamientos (y de las relaciones de pareja, si me pongo cursi). Una vez que puedes conseguir algo te deja de apetecer. Si a ese aburrimiento le sumas los extraños comentarios de Mr West sobre la esclavitud deseada, los abrazos a Donald Trump y las gorras rojas tenemos el caldo de cultivo perfecto para un batacazo.

 

7. Nadie quiere ser diseñador.

¿Quién necesita tocar un instrumento cuando puedes ser irónico? ¿Quién necesita saber dibujar cuando puedes ser irónico? ¿diseñar? En el ciclo de las modas se comienza satanizando a los que copian y se les acaba glorificando. Un día se habla de la perfección del patronaje y el día siguiente cuentan que lo realmente importante es la idea, no la ejecución.
Hace tiempo que nadie quiere ser fotógrafo, blogger o dj. Hasta 2018 la obsesión era ser diseñador, tener tu propia marca, pero algo ha cambiado este año. El respetado Raf Simons estudió diseño industrial, su némesis Virgil Abloh repite cada 30 segundos que es arquitecto y el vencedor del diseñador del año para el Council of Fashion Designers of America fue James Jebbia, que prefiere no ser reconocido como diseñador, porque obviamente el fuerte de Supreme no es el diseño de producto.
Las academias tiemblan. Ya no es necesario saber de moda para hacer moda. Hay que tener una visión, como cuando alguien crea una religión. Supongo que cuando la gente quiere tener su propia marca en realidad lo que quiere es fundar una religión.

 

8. Nike Vaporfly 4%.

Cada vez es más difícil encontrar un producto deportivo que suponga un cambio real en el rendimiento. En 2017 Nike desarrolló zapatillas para Breaking2, el intento de Eliud Kipchoge, Zersenay Tadese y Lelisa Desisa de bajar de dos horas en maratón. En 2018 las zapatillas desarrolladas a partir de Breaking2 han copado 12 de los 18 podiums masculinos y 11 femeninos en las seis grandes maratones mundiales. En New York, Chicago y Londres hubo pleno masculino e incluso ha batido un récord del mundo (con la ayuda de Kipchoge, obviamente). Mientras se discute si la zapatilla proporciona una mejora real, atletas de otras marcas camuflan las 4% para hacerlas pasar por algún modelo de la marca que les paga. La Vaporfly 4% se sitúa así en el olimpo de los artículos deportivos, esa sala a la que solo acceden los productos como los bañadores Speedo o las adidas Argentina.

 

9. Baloncesto.

En las últimas temporadas las ventas de calzado de baloncesto han ido cayendo estrepitosamente a la vez que lo hacían los contratos con las estrellas del baloncesto. En Estados Unidos, las ventas de calzado de baloncesto han pasado de ser un 13% del total hace cinco años a un escaso 4% actual. A la vez que los contratos NBA suben, los de patrocinio bajan. Ahora no interesa jugar al baloncesto sino tener el estilo de un jugador de baloncesto, por lo que nadie necesita producto de rendimiento. El valor de Russell Westbrook no es terminar la temporada con un triple doble de media sino editar libros de moda. Kelly Oubre Jr y Kyle Kuzma han firmado contratos para llevar zapatillas fuera de la cancha. Por eso sorprende que New Balance, And1, Converse y Puma vuelvan a acercarse al baloncesto. Aunque las ventas no funcionen, el estilo del baloncesto sigue siendo la referencia. Y mientras sea cool alguien querrá sacarle dinero. Marcas con historia en el baloncesto que vuelven justo en el peor momento. Y aun queda por llegar Yeezy.

 

10. La muerte del streetwear.

Durante los últimos años el streetwear se ha convertido en un nuevo lujo, separándose para siempre de un origen generalmente crítico con las grandes marcas. El lujo ha pasado de abrazar el streetwear a consumirlo como una moda pasajera. En 2018 Kim Jones, que comenzó en la distribuidora británica de Supreme y ha terminado en Dior, ha rechazado públicamente la etiqueta de streetwear. El padrino de la fusión con el lujo lo explicaba con un razonamiento extraño. Según él, todo es streetwear porque todo se utiliza para ir por la calle. El streetwear murió antes, pero este año ha servido para que lo supieran hasta las revistas de tendencias que habitualmente están más preocupadas por conseguir el nudo de corbata perfecto.

Sé el primero en comentar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Yo no busco, yo encuentro"

Pablo Picasso